Tiempo de relajarse

Soltera a los 30
5 julio, 2018
Trabajo vs bebé
5 julio, 2018

Por Lic. Eugenia de Loof

La palabra vacaciones proviene del vocablo latino “vacatio” y su significado original es “tiempo de vaciamiento”. Por lo tanto, las vacaciones son el momento oportuno para vaciar lo que está lleno.
Dicho vaciamiento se puede realizar saliendo de vacaciones o dentro de nuestra rutina diaria, lo importante es programar un tiempo para realizarlo. La falta de un descanso apropiado tiene efectos físicos, psicológicos y conductuales como el cansancio, el debilitamiento mental, emocional y físico, estrés, angustias, desgano, mal humor, maltrato hacia uno mismo y hacia los demás, irritabilidad, entre otros.
Por lo tanto, es importante el tiempo libre, de ocio y diversión, de vaciamiento, siempre que se logre relajar la mente y recargar nuevas energías mentales, físicas y espirituales, para luego poder retomar la rutina con más sentido y propósito. Esta capacidad de relajar la mente y recargar energías se puede realizar en cualquier parte y momento cuando se conoce cómo hacerlo. Algunas de las siguientes actividades pueden colaborar para dicho objetivo.

A nivel físico: realizar algunos ejercicios físicos en contacto con la naturaleza, con respiraciones conscientes.

A nivel mental: silenciar la mente del diálogo interno continuo sobre las cosas que pasaron o que hice o de las que tienen que pasar o tengo que hacer. Es esencial tomarse unos minutos de silencio mental.

A nivel emocional: alimentar la mente con pensamientos positivos, metas nuevas, con propósitos de vida, lecturas enriquecedoras y sobre todo amor propio y agradecimiento.

Vivir la vida

Otras actividades que ayudan a las personas a vivir más momentos placenteros son: escribir una lista con todas las actividades que nos gusta hacer como escuchar determinada música, o hasta darse un largo baño. Luego agendar un tiempo del día y organizar el que se destinará a dormir un poco más en el caso que se esté durmiendo poco. Dormir menos de seis horas puede ser perjudicial para nuestro estado de ánimo y para los sistemas reparadores de nuestro cuerpo.

Realizar algunas respiraciones conscientes con una música suave para relajarse antes de dormir, con el fin de que uno no siga pensando en las cosas que tiene pendientes y así lograr un mejor descanso.

Salirse de la rutina mediante otra actividad no habitual que sea placentera como visitar a los amigos, ir a pescar, darse un gusto autogratificándose, ir al cine, salir a comer. Lo ideal es el reencuentro con uno mismo, reencauzando rumbos, felicitándose por los logros del año y dando sentido al año que empieza con nuevas metas. Descansar el cuerpo y la mente en pequeños episodios durante el día puede hacerse en contacto con la naturaleza, ejercicios diarios y lecturas motivadoras. Hágalo aunque sea sin salir de su casa.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/salud/tiempo-de-relajarse-1331621.html