Soledad

Hermana Muerte
22 mayo, 2018
Vacío de amor
22 mayo, 2018

La soledad cuando es impuesta por las circunstancias es perjudicial para la salud integral de las personas?

Todos pasamos por momentos de soledad impuesta por las circunstancias de la vida, como la ruptura con una pareja, la muerte de un ser querido, los hijos que ya no están u otras circunstancias donde sentimos el vacío del espacio que ocupaban otros.
La soledad impuesta es diferente a la soledad elegida. La soledad elegida es cuando necesitamos un espacio solo con nosotros mismos para leer un buen libro, ver una película, descansar, meditar o alguna otra actividad con solo nuestra compañía. La soledad elegida nos nutre, alimenta, nos ayuda a volver a nosotros mismos y lograr el equilibrio en nuestras relaciones.
La soledad impuesta puede ser perjudicial si se convierte en aislamiento infecundo o cuando se empieza a sentir lástima de si mismo, pero puede ser beneficiosa si la utilizo como la materia prima para crear una nueva identidad, o crear nuevos espacios de encuentro con personas que comparten mis mismos intereses o si utilizo mis talentos al servicio de los demás.

¿La soledad puede ser un síntoma de varios trastornos?

Las personas que presentan diferentes trastornos pueden preferir permanecer en soledad o también pueden sentir miedo a la soledad.

¿La soledad sería sinónimo de desesperanza, aislamiento, de anulación de la parte social que es inherente al ser humano?

No necesariamente la soledad es sinónimo de desesperanza, aislamiento. La soledad elegida puede ser muy fecunda y fortalecer los vínculos sanos de las personas que la viven.
Según Sergio Sinay, una cosa es soledad y otra, aislamiento. Aun estando solos nos encontramos, creamos vínculos, lazos y redes. Tejemos sentimientos, nos confirmamos. Soledad no es, necesariamente, ausencia del otro. El aislamiento es ausencia de todo vínculo, ruptura de lazos y de redes, desaparición del otro. "Estoy solo y no hay nadie en el espejo", escribió Borges. Eso es el aislamiento.

Qué tipos de personas son las que caen en la soledad?

Todas las personas experimentamos soledad, la cuestión importante es encontrar las herramientas necesarias para trasformar la soledad infértil en soledad fértil.

Según un estudio realizado en Chicago, la soledad es un problema que causa el 14 por ciento de las muertes prematuras en Estados Unidos de personas de tercera edad?.

Muchos de los enfermos o personas de la tercera edad que se encuentran sufriendo a veces desean morir no tanto por el dolor de la enfermedad como por la soledad y el aislamiento que experimentan.

En nuestra sociedad aún muchas familias integran a sus hogares a las personas de tercera edad, como son los abuelos y abuelas, qué dice al respecto?

Integrar a los abuelos es fundamental para la construcción de la historia/biografía de cada persona. Incluso para aquellos que nunca los conocieron. Re-conocerlos, saber de ellos, incluirlos, es de vital importancia para la vida familiar.

¿La soledad buscada por la persona en cierto momento de su vida es bueno?

La soledad buscada es necesaria para poder escuchar nuestras voces internas, para volver a re encontrarnos. Es fundamental cultivar una sana y enriquecedora relación con uno mismo. Y que desde la armonía de la relación con uno mismo surjan los vínculos y redes con los demás. A veces quienes huyen de la soledad caen en la peor sus formas: la soledad en compañía.

La soledad afecta más a mujeres o a los hombres?

La soledad es universal. La diferencia es cómo nos relacionamos tanto los hombres como las mujeres con la soledad. Las mujeres tendemos a poder trabajar más con lo que nos pasa, buscamos las maneras de comprender y en general a los hombres les cuesta más vivir la soledad y la suelen tapar con cosas o con otros vínculos.

Cómo combatir contra la soledad?. Cinco consejos.

1. Buscar vínculos nuevos afines a nosotros, no encerrarnos ni aislarnos.

2. Desarrollar nuestros talentos, dones y ponerlos al servicio de los demás.

3. El sentido del humor y encontrar un sentido a lo que nos pasa.

4. La actitud personal, no caer en victimismo. Por ejemplo se puede aprender algo nuevo, cambiar el estilo de vida como realizar ejercicios físicos , alimentación sana y contacto con la naturaleza.

5. Disfrutar de nuestra propia compañía y alimentar la vida espiritual.