¡Quiero una Mascota!

¿Qué significa ser padre?
5 julio, 2018
Respirar y curarse
5 julio, 2018

Un animalito en casa: qué tan importante es en la vida del niño ¿Quién no pasó por la vidriera de una veterinaria y se quedó embobado mirando esos adorables cachorritos? Y, sí, llevarse uno para casa es una idea más que tentadora. Ahora bien, ¿cuál es la mejor edad para tener una mascota?,¿en qué puede beneficiar al niño compartir su infancia con un animal?.

En primer lugar como padres debemos reflexionar que tener una mascota no puede ser un capricho o deseo de un momento, El adquirir una mascota es una responsabilidad. Como familia debemos decidir si queremos incorporar un miembro más a nuestra familia y que este nuevo integrante nos puede acompañar por varios años con los cuidados y necesidades que posee como todo ser vivo. No se puede adquirir una mascota simplemente porque es muy lindo o porque nuestro hijo se quedo mirando embobado la vidriera.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de comprar una mascota?

1. El espacio físico que necesita esa mascota.
2. Las exigencias económicas que demandaría su cuidado, alimento, visitas al veterinario, vacunas, etc.
3. La decisión del tipo de mascota que deseamos. Por ejemplo queremos un perro guardian o un perro que tenga paciencia con nuestros hijos. Es bueno asesorarse con expertos en el tema como son los veterinarios.
4. La disponibilidad de tiempo que cuenta la familia para satisfacer las necesidades del animal.

¿Cuál es la mejor edad para tener una mascota?

La presencia de una mascota, con los cuidados adecuados, siempre es beneficiosa para los niños y desde más pequeños es mejor. Lo que debemos tener en cuenta como padres es que los niños no pueden ser los responsables de la mascota. Los niños pueden ayudar, de acuerdo a su edad, en ponerles su alimento, bañarlo, sacarlo a pasear, entre otros cuidados, cuando el adulto se lo pida. Por lo tanto, son los padres los que deben decidir cuándo incorporar y qué tipo de mascota.

¿En qué puede beneficiar al niño compartir su infancia con un animal?

Una mascota puede ser un buen amigo para nuestros hijos brindándole compañía, amor, paciencia .y además, de acuerdo a la edad de nuestros niños, nuestra mascota puede ser una herramienta para enseñarle responsabilidad, compromiso y respeto a otro ser viviente y sus necesidades.
Por otro lado, el contacto físico con la mascota les puede aportar a nuestros hijos seguridad en ellos mismos y en su entorno, desarrollando sus capacidades sociales.
Según las investigaciones del National Institutes of Health en 1987 los beneficios para la salud son: disminuye el stress, lo que ayuda a que sean niños menos agresivos, mejora la autoestima y el bienestar psicológico, porque los niños se sienten muy queridos por su mascota y, al cumplir con la obligación de alimentarlos, limpiarlos y cuidar de ellos, estamos creando en su interior una sensación de utilidad y motivación muy positivas, disminuye el número de afecciones psicosomáticas: ansiedad, dolor de cabeza o abdominal, alteraciones del apetito, exige un incremento en la actividad física.
Y los beneficios socioeducativos son: acelera el desarrollo psicomotor a través del juego, el ejercicio, la persecución, las risas, etc., invita a los niños a imitar a los adultos en su rol de cuidadores, proporciona un vínculo con la realidad para mejorar la estabilidad emocional, proporciona aceptación y amor sin prejuicios, ofrece una enseñanza natural sobre conceptos como el nacimiento, parto, enfermedad, dolor, muerte, sexualidad, etc. con lo que se convierte en su profesor particular en la escuela de la vida.