Los celos

Insastifacción Constante
29 junio, 2018
Madre estresada
29 junio, 2018

Los que aman tienden a ser, en cierta medida, celosos. Sentimos como si la otra persona nos pertenezca, como si fuera de nuestra propiedad. Hay grados de celos y hasta a veces los celos participan en la obsesión.

Generalmente los celos reflejan un bajo nivel de autoestima. Los que tienen una correcta valorización de si mismos difícilmente se preocupan en pensar quién los puede desplazar y reemplazar.

Los celosos suelen pensar que cualquier competidor vale más que ellos. Se sienten inseguros.

Es difícil convivir con una persona celosa, porque al sentirse inseguro tienden a interpretar mal las cosas que suceden a su alrededor, generalmente están imaginando que no se les trata como se merecen porque ellos mismos sienten que no valen nada.

Suelen pedir demostraciones constantes de amor y de fidelidad. Limitan la libertad del otro y hasta lo pueden hacer sentir un prisionero.

¿Qué podemos hacer?

Primero la persona que tiene que aguantar a su pareja celosa.

1. Paciencia, no molestarse dentro de lo posible, permanecer en calma cuanto se pueda recordando que el problema principal de su pareja es la inseguridad.
2. No dejar de demostrarle afecto, manifestarse cariñoso y no entrar en su juego, porque o sino se puede entrar en un circulo vicioso.
3. Lo ideal es ver el problema como una posibilidad de crecimiento como pareja, hablando desde el interior de uno al interior del otro, hablando de sus puntos débiles con confianza y ayudándose mutuamente.
La persona celosa
1. En qué medida sus sentimientos son realistas, ser racional. Si sus sentimientos son causados por un hecho objetivo o sus subjetivos.
2. Poder decir: me siento inseguro y necesito ahuyentar los fantasmas.
3. Ejercitarse en ser observador de uno mismo y trabajar el amor propio.

Fuente: El matrimonio feliz, Ignacio Larrañaga.